Moda
Cómo dormir a un bebé
Comprar ropa infantil más barata
Tip para personalizar ropa infantil
Tips para dormir
Películas y cine
Acertar con los regalos navideños
Alimentación
Calzado
Cuentos
Decoración
Educación infantil
Elegir correctamente juguetes de niños de 2 años
Etapas del proceso de aprendizaje
Gadgets educativos
Hipoacusia infantil
Hacer manualidades de papel de forma segura
Mascotas
Método ROPA
Música infantil
Precauciones: Corralitos para bebés
Recetas fáciles para niños
Tipos de leche de fórmula para bebés
Fiestas para niños
Canciones
Pros y contras de que los peques usen chupete
Cómo entretener a los niños en viajes largos en coche
Guía de compra de juguetes creativos para niños de 3 años
8 cosas imprescindibles en la fiesta de cumpleaños de un niño
Cómo saber si la caca de tu bebé es normal
Cochecito dúo o trío: cuál te conviene comprar
10 razones por las que comprar una Tabla Wobbel
Nanny cam: ¿es legal instalar una cámara para vigilar a la niñera?
Consejos y claves de seguridad en el baño para bebés y niños
Control parental: cómo conseguir que tus hijos hagan buen uso de Internet
Los 8 mejores juegos para viajar con niños en coche


Adivinanzas
» Acertijos
» Alfombrillas de ratón
Invitaciones
» Más invitaciones
Juegos infantiles
» Juegos de mesa
» Juegos de relajación
» Juegos de socialización
» Juegos deportivos
» Juegos en la naturaleza
» Juegos musicales
» Juegos sensoriales
» Laberintos
» Une los puntos
Manualidades
Postales
» Más postales
Letras de canciones
Trabalenguas
Chistes


Dibujos
Dibujos para colorear
Dibujos para pintar

Consejos y claves de seguridad en el baño para bebés y niños

Consejos y claves de seguridad en el baño para bebés y niños

Una de las partes más peligrosas para un bebé o niño es el cuarto de baño. Personalmente pienso que es la segunda zona más peligrosas para los niños después de la cocina. Aunque pueda parecer mentira, en el cuarto de baño se pueden provocar muchos accidentes. Para evitarlos, te queremos mostrar una serie de consejos de seguridad para reducir ese riesgo.

Usa la mampara para bañar al bebé

Siempre que puedas tienes que cerrar un poco la mampara del baño mientras bañas al bebé o al niño. Los niños seguro que querrán jugar y salpicarán. Para evitar que el agua pueda salir fuera de la bañera y luego resbalarnos, lo mejor es cerrar un poco la mampara. Si todavía no la tienes, te invito a visitar https://asealia.com/es/19-mamparas-de-banera dónde podrás ver una amplia variedad de mamparas entre las que elegir según tus necesidades. No solo te vendrá muy bien para bañar al bebé, sino para cuando te bañes tú. Así no se volverá a salir el agua. Podrás ahorrar mucho tiempo porque no tendrás que recoger el agua después de cada ducha.

El baño solo acompañado

En la medida de lo posible tienes que evitar que el menor pueda entrar en el cuarto de baño. Puede parecer que no hay peligro, pero realmente hay muchas cosas peligrosas. Para evitar que entre y corra peligro, lo mejor que podemos hacer es dejar siempre la puerta cerrada. Así no podrá acceder y ese peligro se podrá evitar. Cuando el niño es algo más mayor, solo tenemos que dejarle entrar cuando tenga que hacer sus necesidades, lavarse las manos o los dientes o bañarse si ya se baña solo. Para todo lo demás, mejor que no entre solo hasta que tenga al menos 4 años.

No dejes al bebé solo en la bañera

No cometas el error de dejar bajo ningún concepto al bebé o al niño pequeño solo en la bañera con agua. Un segundo puede darte un susto y algo más de tiempo puede provocar un accidente del cual no te olvidarás en la vida. Cuando bañas a tu hijo, solo te debes centrar en eso y no descuidarlo por otras cosas.

Por otra parte, te recomiendo que antes de meter al niño en el agua, consultes bien la temperatura del agua para evitar que esté demasiado fría y pueda sufrir un cambio de temperatura brusco. Por supuesto, tampoco tienes que meterlo a una temperatura demasiado elevada porque podría sufrir quemaduras. Puede ser una buena idea adquirir un termómetro y comprobar que la temperatura está a unos 35 grados. De esa manera estará a gusto y podrá disfrutar al máximo del baño que está a punto de disfrutar.

Y una vez que hayas bañado al niño, rápidamente tienes que vaciar la bañera de agua para que no presente ningún problema. Como se suele decir, hay que tener cien ojos y aun así siempre hay peligro para los más pequeños.

Desenchufa todos los aparatos eléctricos

Para evitar accidentes involuntarios, es fundamental dejar todos los aparatos eléctricos del cuarto de baño desenchufados. Si no tienen corriente eléctrica no serán un peligro real. Siempre tienes que asegurarte que la máquina de afeitar, secador, depiladora… están desconectados. Si están conectados, pueden suponer un riesgo realmente importante y eso no nos interesa bajo ningún concepto.

Cuidado con el pestillo de la puerta del baño

Puede parecer algo inofensivo, pero en más de una ocasión ha dado muchos problemas. Es verdad que un bebé no puede cerrarlo, pero un niño pequeño puede cerrarlo solo por curiosidad y luego no saberlo abrir. Para evitar más de un susto, lo mejor es eliminarlo o subirlo a una zona donde el niño pequeño no pueda manipularlo. Es realmente desesperante que el niño se cierre y se ponga a llorar porque no puede salir del baño. Tenlo en cuenta por el bien de tu hijo y por eliminar esa mala sensación en caso de que se dé el caso.

Protege los enchufes

Seguramente ya hayas tomado esta medida de seguridad, pero si no la has tomado, te invito a hacerlo por el bien de tu hijo. Piensa que los niños pequeños son curiosos y siempre quieren tocarlo todo para saber que es. Con el objetivo de que no puedan acceder a los enchufes, lo mejor es taparlos con un protector adecuad para niños. Así no correrán ningún peligro de sufrir una descarga eléctrica.

Cuidado con la tapa del váter

No se sabe porque los niños tienen tanta atracción por el váter, pero la verdad es que la tienen. Para evitar que se puedan pillar los dedos o que las manitas se les queden atrapadas, lo mejor que podemos hacer es dejar siempre la tapa cerrada. Así no llamará su atención el agua del fondo. En el mercado hay tapaderas con cierre para evitar que los niños las puedan abrir. Puede ser una buena opción si ves que tu hijo se siente atraído y siempre quiere ver el agua del fondo. Por supuesto, es importante que no acceda y toque el interior por higiene. Recuerda que hay una alta concentración de gérmenes y no es recomendable que lo toque y luego se lleve las manos a la boca.

Suelo limpio y seco

Es muy importante que el suelo siempre esté seco y limpio. Recomiendo tener el suelo limpio porque cuando el bebé gatea se llevará toda la suciedad y en consecuencia el riesgo de enfermar será mayor.

En cuanto al suelo húmedo, es importante que no lo pise porque se podría resbalar y dar un golpe importante contra cualquier cosa. Cuando friegues el suelo del baño, cierra la puerta para que no pueda acceder. Por lo menos hasta que el suelo se haya mojado.

Estos son algunas de las muchas claves que debes tener en cuenta a la hora de mantener la seguridad en tu cuarto de baño. Y recuerda, con un niño pequeño siempre hay que tener mucho cuidado. Por ese motivo, siempre tenemos que estar pendientes del bebé o niño y así reducir en la medida de lo posible accidentes. Y aun así no podemos garantizarte que no sufra algún daño.



Aviso legal